Una chica en la noche


Dedicado a ti y a tu sonrisa, Yola.

Es en la noche de los pasajeros errantes, solitarios
cuando el eco se ausenta en el rincón, dejando lugar
a que las grandes historias nazcan en la sonrisa de una mujer.
Y es en esos momentos imprecisos donde la sorpresa es aire
y el aire es tu aliento, y tu aliento es la fuente de una nueva aventura.
Preciosa mujer que transitas mi alma en mi desvelo,
tus párpados visten recuerdos engalanados con aventuras,
tu sonrisa se adueña de mi alma y despierta mis ganas de soñar, 
y si alguna vez pudiera invitarte a visitar el lecho de mis sueños,
ofrendaría mis palabras a tu cuerpo cuales caricias de verano,
y de una fantasía hecha de noche nacería la mayor aventura de amor.

Publicar un comentario