Reseña de 'La cripta de las estrellas' de Chus Sánchez

La buena literatura, si tenemos la suerte de dar con un buen libro, nos proporciona a los lectores y lectoras interminables viajes y emociones que perdurarán en nuestra memoria y en nuestra alma para el resto de nuestros días. Pero, como he dicho: si tenemos la suerte de dar con un buen libro.

Por un lado hay las obras clásicas, esas obras atemporales y escritas de una forma singular. Pero éstas no son las únicas en el mundo literario, un mundo en el que las obras se cuentan por millones. Y entre millones y millones de libros, eventualmente te encuentras con algunos que marcan tu vida, que te dejan impregnada su esencia y graban en tu mente esa historia que tan intensamente has vivido, para en el futuro revivirla una y otra vez, con fascinación. Ésta es sin duda, la grandeza de una obra literaria.

Leyendo ‘La cripta de las estrellas’ de Chus Sánchez no pensaba en encontrarme algo así. Al empezar su lectura me encontré con una historia corriente, enmarcada en un contexto histórico que empezaba a resultar interesante y vestida de fantasía paranormal. Y aunque empezaba sin pretensiones, de una forma simple y sincera; me empezó a sorprender cómo iba evolucionando, cómo iba creciendo.

Y es que ‘La cripta de las estrellas’ es una novela viva, que crece y se desarrolla y está en constante evolución.

Al inicio, su estilo, su técnica y el lenguaje literario de la autora me parecieron muy sobrios, muy elegantes y, formalmente hablando, rigurosos y templados como una partida de ajedrez, pero a la vez creativos y con una gran imaginación detrás de cada una de sus palabras.

Poco a poco iba creciendo la sensación de que la historia que se había estado gestando en los dos o tres primeros capítulos, ahora crecía y evolucionaba, se hacía adulta, maduraba; hasta llegar a un punto en el que los personajes ya son parte de ti y sus emociones son las tuyas, que la historia ya la estás viviendo tú mismo y, que conseguir su éxito, tu éxito, es tan importante que ya no puedes parar de devorar las 258 páginas de este libro de aventuras que se viste ligeramente de fantasía paranormal.

No obstante, es un libro que destila un intimismo casi bucólico, una historia que parece venir desde el mismo corazón de su autora; contada de una forma atenta, intensa y muy tierna. Y es intimista porque cuando la lees, en todo momento, tienes la sensación de escuchar el corazón de Chus Sánchez, y de mantener un diálogo con su alma que no es otra que las de los tres personajes principales.

Próspero Moreaux, un soldado del ejército francés que verá todo su destino y toda su vida zarandeada por culpa de lo más insignificante, de lo más casual. Así lo dice el inicio de la novela: “Una bala perdida cambió el destino del joven soldado Próspero Moreaux”.

Mehmet, un niño egipcio que se gana la vida regateando con los franceses recién llegados y que verá toda su realidad alterada cuando conozca a Próspero.

Y Kalitza, una joven esclava perdida en el horror de la guerra y la esclavitud, llegada de un mundo en el que su vida era muy diferente.

Estos tres personajes vivirán una aventura que trascenderá las religiones, las ideologías, las etnias o las guerras a su alrededor.

Técnicamente el libro es impecable. La lectura es ágil y con ritmo. A la vez, el ritmo general de la historia es suave y veloz: todo sucede con naturalidad. Quizá el inicio de la novela es algo más lento al presentar los personajes, entre ellos, el del gran general francés Napoleón. Éste es un personaje tan emblemático que es necesaria una buena introducción.

Como decía al inicio, los personajes no son en absoluto planos, sino que evolucionan como personas reales. Conoces su punto de vista, sus creencias o ideales; cómo cambian por sus propios motivos o por razones externas y, en definitiva, cómo se desarrollan y crecen para llegar a un objetivo.

Las emociones están tan bien plasmadas que sientes sus propios temores. Temes por ellos y te preocupas.

He leído muchas obras en las que por la linealidad de la narración ya sabes de antemano que los héroes de la historia, los buenos, acabarán ganando sobre los malos y siempre vencerán contra toda adversidad. O, por el contrario, que conociendo la tónica de la narración, ya sabes por dónde “seguirán los tiros”.

En ‘La cripta de las estrellas’, por el contrario, nunca sabes por dónde te llevará la gran imaginación de la autora. La historia que nos cuenta es natural, coherente en sus aspectos y tiene un aire tan realista que te transporta a la época en la que se desarrolla: años 1798/1800.

Pocas novelas, y lo digo con toda sinceridad, me han llegado a emocionar tanto y me han presentado unos personajes tan humanos con los que irremediablemente llegas a “congeniar”. Te preocupas por ellos, tienes miedo que les pase algo, sufres por ellos y les quieres.

‘La cripta de las estrellas’ es una novela de una notable calidad literaria, con una historia muy íntima, de grandes aventuras y con un toque fantástico paranormal que deleitará a cualquier lector, sea aficionado a ese género o no.

Primer capítulo de descarga/lectura gratuita:
Web de la editorial donde se puede comprar la novela:
Blog personal de Chus Sánchez:

Publicar un comentario